Cocemde Catalunya

discapacidades

Las construcciones de hoy y sus facilidades para los discapacitados

En la actualidad hay muchas personas que tienen discapacidades, y esto no implica que se deben excluir de  sociedad, sino que el objetivo es que se puedan incluir, por ello se ha trabajado mucho para lograr hacerlos parte importante de esta.

Una de las formas más importantes en que se ha visto la inclusión de las personas con discapacidades en la sociedad, es crear facilidades de acceso en los edificios, lo cual es un avance muy importante y facilita la movilidad de este grupo de personas por la ciudad.

 

La seguridad es importante también para los discapacitados

Estamos claro que la seguridad siempre debe ser una prioridad, por ello es que los cerrajeros, profesionales que tienen mucha experiencia en esta área ayudan a que los elementos de seguridad también puedan ser utilizados con facilidad pro personas con discapacidad.

Los cerrajeros afirman que el manejo de los elementos de seguridad electrónica o con tecnología de punta, es más fáciles de utilizar para las personas con discapacidad, como lo es el caso de las cerraduras biométricas, las cuales son de gran utilidad y además son muy seguras.

Con la ayuda de la tecnología, los elementos de seguridad modernos se han convertido en una gran ayuda para las personas discapacitadas, ya que las llaves, dispositivos para bloquear y desbloquear elementos de seguridad, ya no son tradicionales, sino que es de muy fácil manejo.

 

La mayoría de los equipos de seguridad modernos se adaptan a las necesidades de los discapacitados

Hoy en día los edificios cuentan con gran modernidad en la construcción de sus instalaciones, y estos han sido pensando con otro concepto, el concepto de la inclusión, gracias a lo cual es hoy posible que los discapacitados sean más independientes.

En las construcciones modernas no solo se piensa en la movilidad de los discapacitados, sino en la forma en que estos puedan utilizar todos los elementos de la construcción, entre ellos, los elementos de seguridad, sin que los mismos puedan representar dificultad.

Por ejemplo hoy hay cerraduras y cierres que están a la altura de las personas que están en sillas de ruedas y también algunos dispositivos de seguridad pensados para personas con alguna discapacidad visual.

 

No todo tiene que ver con la movilidad

Muchas veces se cree que cuando se construye un edificio la inclusión de las persona con discapacidades se limita al hecho de hacer ramplas e incluir sanitarios especiales para personas con discapacidad de movilidad, pero la realidad es que hay que pensar en mas tipos de discapacidades.

Hoy en día la mayoría de las edificaciones modernas no solo tienen facilidades en la movilidad para aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad que les obligue a estar en sillas de ruedas, también las edificaciones están pensadas para los que no oyen o ven bien.

Es valioso el esfuerzo que ha hecho la sociedad actual para incluir a los discapacitados, ya que esto habla muy bien como sociedad y es un avance importante, ya que en pasado no se hablaba tanto de inclusión como se habla hoy.

 

Otra forma de ver la vida

Por mucho tiempo las personas que sufrían cierta discapacidad eran aislados y rechazados por su condición, como si no fuese suficiente su infortunio. Nuestra intolerancia por querer que todos seamos iguales y ante una diferencia notoria en nuestra anatomía, ideales o cualquier otra característica le sumamos a estas personas mas tristeza con el rechazo.

Solo cambiar por un instante nuestra perspectiva de la situación de esa persona con discapacidad, hace que podamos colaborara en hacer su calidad de vida mayor. No es culpable quien recibe el daño, sino quien lo produce y a veces parece que culpamos a la misma víctima.

Una persona que posee un discapacidad desde nacimiento, no se da cuenta que la posee a menos que otros la indiquen, porque esa es su realidad. Sobran motivos para seguir adelante y conocer la maravilla de vida.

Este pensamiento no solo es de quien tiene una ser querido con discapacidad es un pensamiento del que acepta que somos diferentes, de aquel que es justo y entiende que hay derecho a la vida digna, que no se cree el rey del mundo y que hay un espacio para todo el que desea ser feliz sin hacer daño a los demás.

La actitud ante la situación

Una discapacidad no detiene a nadie de desear hacer algo. ¿Quien no conoce a alguien que a pesar de tenerlo todo insiste en no poder hacer esto o aquello ? Ya no existen excusas, estas grandes personas con discapacidad han demostrado que la voluntad, la motivación a la vida no tiene nada que ver con lo que físicamente te falte.

Una discapacidad puede ser una enfermedad crónica, mental, perdida de la memoria, ceguera o sordera, es un impedimento físico o también puede ser autismo, puede sufrir un impedimento para hablar, aprender o moverse. Pero no es nada la mayoría conozcamos.

Incluso ante una enfermedad crónica, no hay porque apresurar un final fatal, no esta dispuesto así. Afortunadamente hace algunos años se ha despertado de esa ignorancia de rechazar a quien padece. Si de manera contradictoria son justamente estos los que necesitan de la ayuda.

La educación de la sociedad

Hay un mensaje muy claro en cada lugar especial cuando hacemos una cola, cuando se parca, cuando se incluye en cada actividad en la que se desean participar, que existe el derecho a hacer y nadie debe robarla.

Mientras que los adultos vayamos aceptando estas realidades de que hay derecho a dejar a vivir a los demás sin oscuridad en igualdad de condiciones, las generaciones siguientes asumirán el mismo ejemplo, sin que haya necesidad de imponerlo.

No se trata de hacer que se sientan como una carga, ni que son un error de la vida, por que no es la verdad. Se trata de aquellos que están en condiciones de ventajas, ayuden a rescatar sus talentos para que puedan valerse por si solos.

No estamos solo en el planeta, los supuestos seres perfectos, nuestras variaciones no disminuyen nuestro derecho a tomar lo que nos corresponde para vivir como necesitamos. Cada uno somos responsables de nuestra calidad de vida y de no entorpecer la de alguien mas.

¿Puedo trabajar con depresión?

La depresión clínica, es una afección médica y mental que afecta gravemente muchos aspectos de la vida de las personas, entre las que se encuentra incluida capacidad para realizar sus responsabilidades.

Los casos más severos de depresión son aquellos que imposibilitan al trabajador hacer las tareas cotidianas de forma frecuente, y eso de alguna forma los incapacita para mantener un empleo cualquiera. Conservar un empleo para estos seres representa una labor titánica e imposible.

Pero, ¿Cómo diferenciamos la depresión de una tristeza cualquiera? La tristeza es una emoción que se produce a corto plazo y que va disminuyendo con el tiempo.

Ahora bien, la depresión está marcada por una sensación de tristeza profunda o melancolía, que no solo afecta cómo te sientes sino también a las cosas que haces. La depresión es capaz de interrumpir tu rutina diaria y hacer que pierdas el interés por cosas que antes disfrutabas.

Es la desesperanza la que toma lugar sobre quien está deprimido, no por cortos sino por largos periodos. Un cerrajero en caso de deprimirse no podría trabajar como siempre lo ha hecho, por lo que tiene que trabajar en una especie de régimen especial, como cualquier persona discapacitada.

Lo que se debe hacer en caso de padecer depresión clínica

En algunos países cuando alguna persona padece depresión clínica, puede calificar para recibir los beneficios provenientes del seguro social. Esta calificación depende exclusivamente de los síntomas que manifieste, ya que éstos varían de acuerdo a cada individuo.

Por ejemplo, una persona deprimida puede llegar a dormir 17 horas al día, mientras que otra persona que parezca depresión puede no dormir bien en las noches.

Para la solicitud de beneficios a causa de la depresión clínica, es indispensable que se incluya la documentación de los especialistas médicos que trabajan con la persona deprimida, junto con otros recaudos que se soliciten a través del seguro social.

En el caso de Estados Unidos se contratan abogados de Incapacidad del Seguro Social, los cuales son capaces de asistir al enfermo para presentar algún reclamo o apelación, a fin de acelerar los trámites del seguro social.

Algunos aspectos prácticos de la incapacidad por depresión clínica

La normativa de la Administración del Seguro Social establece, respecto a los beneficios de Incapacidad, que el paciente clínico no puede realizar ningún trabajo que se haya realizado antes o en el que haya sido adiestrado recientemente.

Cuando una persona es declarada incapaz de realizar tareas, no significa que no pueda hacer sus labores prestablecidas, pero si se le dificulta a esta persona trabajar una jornada completa de 8 horas.

Será la Administración del Seguro Social la que dictamine si los síntomas que sufre la persona deprimida son lo suficientemente fuertes para impedir que trabaje durante una jornada convencional.

Algunos de los síntomas de depresión que impiden que una persona realice trabajo físico son la pérdida de interés en todas o la mayoría de sus tareas, pérdida de peso, deterioros en la salud, dificultad en la concentración, alucinaciones y disminución grave de la energía.

Los pensamientos de suicidio son recurrentes, y dificultan la participación en cualquier tipo de trabajo. En fin, se trata de un padecimiento sumamente serio y es deber de las autoridades del seguro social tomar cartas en el asunto.

Hazle frente a la incapacidad

Sé que puede ser muy frustrante estar incapacitado, más aun si es una incapacidad de por vida. Pero la verdad es que no podemos dejar que las limitaciones afecten nuestros estilos de vida. Debes ver la incapacidad como un obstáculo que puedes superar. Cuando te preparas mentalmente y aprendes a lidiar con la situación es mucho lo que puedes lograr.